top of page

PMBOK®7 DESDE LA ÓPTICA LEAN CONSTRUCTION. PARTE I


Un Sistema para la Entrega de Valor

El nuevo Estándar del PMBOK®7 para la Dirección de Proyectos identifica los principios de la dirección de proyectos que guían los comportamientos y acciones de los profesionales del proyecto y otros interesados que trabajan o participan en proyectos.


En esta serie de publicaciones trataré de mostrar la óptica que debemos tener los profesionales que vivimos la filosofía Lean Construction (LC) con respecto a la gran ayuda que nos brinda el nuevo PMBOK®7. En esta primera entrega les hablaré sobre cómo debemos generar un sistema para la entrega de valor en nuestros proyectos, que es uno de los fundamentos de la Filosofía LC.


Analicemos el contexto de la entrega de valor.

Un Sistema de Entrega de Valor (en Lean Construction TVD) es una colección de actividades estratégicas destinadas a construir, mantener y/o hacer avanzar una organización en la consecución de un proyecto exitoso.

Un Sistema para la Entrega de Valor es parte del entorno interno de una organización que está sujeto a políticas, procedimientos, metodologías, marcos, estructuras de gobierno, etc. Ese entorno interno existe dentro del entorno externo más amplio, que incluye la economía, el entorno competitivo, las limitaciones legislativas, etc.


Los componentes de un sistema de entrega de valor crean entregables que se utilizan para producir resultados. Uno de los resultados es el resultado final o la consecuencia de un proceso o un proyecto. Centrarse en los resultados, las opciones y las decisiones enfatiza el desempeño a largo plazo del proyecto. Los resultados crean beneficios, que son ganancias obtenidas por la organización. Los beneficios, a su vez, crean valor, que es algo de valor, importancia o utilidad; uno de los principio de la Filosofía Lean Constructión.


La generación de valor como estrategia organizacional adopta la justificación comercial continua (mejora continua); haciendo que todas las tareas del proyecto tengan la viabilidad comercial deseada. Los proyectos generan productos, servicios o resultados que tienen por objetivo mejorar las capacidades de la empresa para conseguir resultados que se materializan en beneficios y ganancias que generen valor (llevar a cabo una mejora continua a lo largo del proceso). Por ello hay que centrarse en los resultados, no solo en los productos del proyecto. Es por esto que el Sistema para la Entrega de Valor que se implemente define el valor del proyecto para la empresa. Un Sistema para la Entrega de Valor que haga que el producto del proyecto sea útil, no solo entregable y que incluya la estrategia organizacional, el ciclo de vida del proyecto, los beneficios para el cliente y sobre todo que genere un resultado de valor para la empresa es el fundamento de la filosofía LC. En este punto es bueno aclarar que un entregable es diferente del resultado que se entrega. El valor pasa a ser una consecuencia del entregable para la empresa.


Al igual que sucede con la Filosofía Lean Construction, un Sistema para la Entrega de Valor tiene como objetivo generar valor a la empresa y sus clientes a través de sus proyectos. Igualmente al implementar un Sistema para la Entrega de Valor en nuestros proyectos tiene como objetivo generar resultados, valor y beneficios, por lo que ahora el equipo del proyecto debe hacerse dueño de los resultados del producto, que va mucho más allá de solamente los entregables.


En LC el valor es la importancia o la utilidad de un resultado de nuestro proyecto. Cada uno de los interesados de nuestros proyectos percibe el valor de diferentes maneras. Los clientes pueden definir el valor como la capacidad de utilizar características o funciones específicas de un producto (fundamento del esquema Pull); por otro lado las empresas pueden enfocarse en el valor comercial determinado con métricas financieras, como los beneficios menos el costo de lograr esos beneficios (minimizar los desperdicios del proyecto), o el valor social que puede tener nuestro proyecto al incluir la contribución a grupos de personas, comunidades o el medio ambiente.


El resultado es la entrega final de un proyecto. Los resultados comienzan con los productos y artefactos (técnicas, metodologías, modelos, etc), pero tienen una intención mucha más amplia al centrarse en los beneficios y el valor para los que se decidió entregar el proyecto (entrega de valor o IPD).

El éxito del proyecto lo define su entrega de valor, los proyectos que tienen éxito son aquellos que consiguen generar ese valor.


Resumiendo, los resultados de nuestro proyecto pueden ser:

  • Un nuevo producto, servicio o resultado que satisfaga las necesidades de nuestros clientes o usuarios.

  • Lograr contribuciones sociales y ambientales a través de la ejecución de los proyectos.

  • Mejorar la eficiencia, la productividad, la eficacia o la capacidad de respuesta de nuestra forma de gerenciar la construcción.

  • La transición o cambio de nuestra empresa hacia una mejor manera de construir.

Si centramos nuestros esfuerzos en producir resultados en lugar de entregables que nos llevan a entregar valor, podemos lograrlo:

  • Con reducción en el tiempo o plazo de entrega

  • Con satisfacción a nuestros clientes

  • Con empleo de la innovación

  • Con una mejor calidad

  • Con más eficiencia

  • Con un alto grado de Liderazgo

Si cumplimos con esto habremos realizado una excelente Gerencia de nuestros proyectos.

209 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page