top of page

DESPERDICIO EN LEAN CONSTRUCTION


Lean Construction es construcción sin pérdidas. Una idea, basada en el Sistema de Producción Toyota y aportada por Kostela en 1992, que pone en el centro del proceso al cliente y focaliza todos los recursos; humanos, materiales y económicos, en la generación de valor, suprimiendo el despilfarro o todo aquello que no lo aporta.

Es desde luego una idea-concepto tan simple como contundente que requiere una breve reflexión sobre tres conceptos clave; cliente, valor y desperdicio:

El cliente es el principio y fin de todo el proceso: hay que aportarle el producto o servicio en las condiciones de cantidad, tiempo y calidad pactadas. Y aquí, cuando hablamos de cliente, nos referimos tanto al cliente externo o consumidor final que recibe el producto acabado como al cliente interno que forma parte del proceso o flujo de creación de valor y precisa de recibir un recurso para continuar el proceso de trabajo. Entendemos el concepto de valor como la estimación, aprecio o consideración que un cliente da a un bien que necesita y cubre sus expectativas, a un coste por el que está dispuesto a comprarlo en un momento dado.

Desperdicio es toda aquella acción que consume recursos materiales, humanos, económicos y de tiempo, que no agregan valor al producto. Se llevan a cabo pero no obtienen una valoración significativa por parte del cliente. Son por lo tanto prescindibles ya que son improductivos bajo la idea de optimizar los recursos para lograr hacer más con menos. De este modo, si el objetivo de Lean Construction es ser eficaz, aportando el máximo valor añadido, y aumentar la eficiencia, mejorando la productividad, debemos tener en cuenta que hay un amplio margen para mejorar la eficiencia simplemente eliminando los desperdicios en la construcción.


¿CUÁLES SON LOS DESPERDICIOS EN LA CONSTRUCCIÓN?

Aunque Taiichi Ohno, director de producción de Toyota, definió en 1950 los 7 tipos de desperdicios fundamentales bajo la filosofía Lean, hoy con el cambio de modelo de estructuras piramidales en la organización y gracias a la aportación de Liker, planteamos 8 tipos de desperdicios en el ámbito de Lean Construction:

  • SOBREPRODUCCIÓN

Producción de recursos que no se ajusta a la demanda bien porque son generados en cantidad mayor a la necesaria o antes de que sean requeridos. Generan un desequilibrio en el proceso ya que producen un stock que requiere de almacenamiento a la espera de que sea demandado con el riesgo añadido de que el cliente deje de mostrar interés por él. Implica el coste de utilización de mano de obra ineficiente o el consumo inútil de componentes y recursos.

  • TRANSPORTE

El traslado de materiales o recursos de un sitio a otro supone costes, equipos de trabajo, mano de obra, vehículos y zonas de almacenamiento. Pone de manifiesto una mala planificación en la distribución de espacios con el consiguiente riesgo de generar desperfectos o pérdidas durante el proceso de transporte.

  • TIEMPOS DE ESPERA

Tiempos perdidos (o muertos) en la espera al paso siguiente del proceso. Se producen cuando existen paradas por cambios en el proyecto de diseño, esperas a la toma de decisiones, retrasos en la entrega de materiales o información, falta de maquinarias, mala planificación y organización de equipos de trabajo, requerimientos no planificados, mala sincronización de tareas en las fases y, en general, la generación de todo tipo de cuellos de botella. Es una situación que impide que exista un flujo constante de trabajo y que provoca una descompensación en las cargas de trabajo con paradas no planificadas entre los diferentes equipos.

  • SOBRE PROCESAMIENTO

Situaciones en las que se realiza más trabajo del necesario o se genera una calidad más alta que la que requiere el cliente. Son habituales en los procesos de trabajo no estandarizados en las que se repiten acciones o procesos de manera innecesaria.

  • INVENTARIO

Acumulación por exceso de materia prima, productos y procesos que no se están utilizando. Pueden incluso llegar a convertirse en obsoletos porque no llegan a usarse o no se devuelven a tiempo. Implican necesidades de espacios de almacenaje, cuidados, mantenimiento, vigilancia con riesgo a desperfectos, robos, pérdidas y altos costes económicos y de recursos. Ponen de manifiesto ineficiencias y flujos de producción discontinuos.

  • MOVIMIENTOS

Desplazamientos innecesarios realizados por el equipo humano que debe trasladarse entre diferentes espacios, almacenes o instalaciones para realizar gestiones menores, buscar materiales o utilizar maquinarias. También puede tratarse de movimientos de productos en plantas o en función de la ubicación de maquinarias. Ponen en evidencia una mala gestión de procedimientos, falta de automatización de tareas, pérdidas de tiempo, riesgos de seguridad, aumento de la posibilidad de daños o desperfectos, falta de control e ineficiencia.

  • DEFECTOS

Referido tanto a productos, servicios o información incorrectos o incompletos. En este caso no sólo no añaden valor sino que, incluso, lo restan. Se producen por errores que no se han tenido en cuenta o no se han corregido en el inicio. Generan reprocesos, paradas de flujo de trabajo, almacenajes, pérdidas de materiales que deben ser repuestos y ponen en riesgo la calidad provocando retrasos y desmotivación. En ocasiones pueden estar ocasionados por fallos humanos, por el uso de técnicas maquinaria no adecuada o procesos productivos mal diseñados. Evidencian fallos en controles de calidad.

  • TALENTO NO UTILIZADO

No utilizar las fortalezas de los recursos humanos en la aportación de experiencia, conocimiento y creatividad tanto para optimizar procesos, establecer soluciones o evitar problemas. Denota un desaprovechamiento de oportunidades de mejora y optimización de recursos muy vinculados a los procesos de innovación que deben incorporarse a la gestión y a la cultura de las empresas del sector.


¿CÓMO ELIMINAR LOS DESPERDICIOS EN LA CONSTRUCCIÓN? El proceso para eliminar todo aquello improductivo que no agrega valor es relativamente sencillo bajo la filosofía Lean aplicada al sector de la construcción:


  • Detectar, identificar y analizar el valor añadido frente al desperdicio buscando causas, motivos y orígenes que provocan la ineficiencia.

  • Intercambiar información desde el punto de vista estratégico.

  • Aplicar las diferentes metodologías y herramientas Lean Construction según el tipo o naturaleza de desperdicio que se persigue eliminar.

  • Involucrar y motivar a todos los equipos de trabajo que intervienen en el proceso, tanto internos como externos.

  • Estandarizar los procesos de trabajo en base a un proceso de mejora continua con el fin de reasignar los recursos de manera eficiente y optimizar el valor añadido al cliente.


 

TRANSCRIPCIÓN: Areli Álvarez Lean Construction México®

1834 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page