top of page

Entender los Fundamentos de la Convención BIM (Parte 1)

Para llevar a cabo con éxito un proyecto BIM, es imperativo comenzar estableciendo los fundamentos de la Convención BIM. Este es un documento esencial que dicta las reglas, normas y protocolos a seguir.

Comprender estos elementos fundamentales es el primer paso para redactar una Convención BIM efectiva. Esto respaldará el éxito de tu proyecto. Así que prepárate para explorar estos fundamentos cruciales del BIM y descubrir cómo sentarán las bases de tu proyecto BIM.


Identificación de los Actores

Partes interesadas y roles

La Convención BIM requiere una identificación precisa de los actores y una definición clara de sus roles para lograr una coordinación eficaz. Esto garantiza una realización armoniosa de las tareas y responsabilidades.

  • Arquitectos : Los arquitectos suelen ser los iniciadores del proyecto. Su papel incluye la concepción general, la estética, la funcionalidad y el cumplimiento de los códigos de construcción.

  • Ingenieros : Por su parte, los ingenieros aportan su experiencia en estructuras, mecánica, electricidad, etc. Se aseguran de que los diseños sean factibles y cumplan con las normas técnicas.

  • Contratistas : Los contratistas llevan a cabo la implementación en el terreno. Utilizan modelos BIM para la planificación, gestión de mano de obra y adquisición de materiales.

  • Propietarios : Finalmente, los propietarios son los clientes finales. Tienen un papel crucial en la definición de los objetivos del proyecto, la financiación y la toma de decisiones importantes.

Importancia de la Comunicación y la Coordinación

Una comunicación efectiva y una coordinación estrecha entre todos los actores son esenciales para garantizar el éxito de un proyecto BIM. Los arquitectos deben trabajar en estrecha colaboración con los ingenieros para asegurarse de que los diseños sean factibles.

Los contratistas deben coordinar sus actividades con precisión para evitar retrasos costosos. Por otro lado, los propietarios deben permanecer informados e involucrados para tomar decisiones informadas.

Al comprender a las partes interesadas y sus roles específicos, y al poner énfasis en la comunicación y la coordinación, un proyecto BIM puede ejecutarse de manera más eficiente y con una mejor calidad general. Cada actor juega un papel esencial en el éxito del proyecto, y la colaboración es clave para aprovechar al máximo los beneficios del BIM.

Es aquí donde el BIM se convierte en una herramienta indispensable, actuando como un medio centralizado a través del modelo digital. Permite anticipar necesidades, facilitar la comunicación y garantizar una coordinación sin problemas entre todos los actores. Al definir protocolos de intercambio claros y aprovechar el modelo digital como referencia común, el BIM contribuye a minimizar errores, optimizar recursos y acelerar la toma de decisiones, asegurando así una ejecución del proyecto más fluida y eficiente.


Objetivos Claros

Definición de los Objetivos

En primer lugar, es esencial tener en cuenta varias dimensiones de los objetivos BIM para cubrir todos los aspectos del proyecto. Esto incluye el tiempo, el costo, la calidad, la sostenibilidad, la seguridad, la satisfacción del cliente, etc. Cada una de estas dimensiones debe definirse cuidadosamente para guiar la planificación y realización del proyecto.

Luego, los objetivos SMART (Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes y Temporales) son esenciales. Por ejemplo, en lugar de definir un objetivo vago como «mejorar la calidad», un objetivo SMART sería «reducir el número de defectos de construcción en un 15% para finales de año». Esta especificidad permite definir claramente lo que debe lograrse y cómo medirlo.


Objetivos SMART


Criterios de Éxito

Es crucial definir los indicadores de rendimiento que permitirán medir el éxito del proyecto BIM. Estos indicadores pueden variar según las dimensiones de los objetivos, pero deben ser claros, cuantificables y alineados con los objetivos definidos anteriormente. Por ejemplo, para un objetivo de reducción de costos, un indicador podría ser «reducir los gastos de construcción en un 10% en comparación con el presupuesto inicial».

Los criterios de éxito también deben estar directamente relacionados con los objetivos. Cada objetivo debe tener uno o varios indicadores de rendimiento asociados. Estos permitirán medir en qué medida se ha alcanzado ese objetivo. Esto garantiza que los objetivos permanezcan concretos y medibles a lo largo de todo el proyecto.

Al definir objetivos claros y establecer criterios de éxito específicos y medibles, un proyecto BIM se beneficia de una hoja de ruta sólida para guiar todas las fases, desde la planificación hasta la ejecución. También asegura que las partes interesadas compartan una comprensión común de los objetivos del proyecto y de las medidas de éxito.

Con objetivos SMART e indicadores de rendimiento adecuados, un proyecto BIM es más propenso a cumplir con los plazos, el presupuesto y la calidad, al tiempo que alcanza los resultados deseados.


Normas y Protocolos

Selección de Normas BIM

La elección de las normas BIM adecuadas es crucial para garantizar la compatibilidad y la interoperabilidad de los datos entre diferentes equipos y software. Las normas definen los formatos de datos, las convenciones de nomenclatura, las clasificaciones, los niveles de detalle, y más. El uso de normas apropiadas asegura coherencia a lo largo del proyecto.Entre las normas BIM comúnmente utilizadas, se encuentra la ISO 19650. Esta norma establece principios para la gestión de la información a lo largo del ciclo de vida de un proyecto. Otras normas específicas pueden ser relevantes según la región, el sector o el tipo de proyecto. Por ejemplo, el IFC (Industry Foundation Classes) es una norma de modelo de datos neutral utilizada para el intercambio de información entre diferentes software BIM.


Establecimiento de Protocolos

  • Desarrollo de Protocolos de Modelado y Colaboración : Los protocolos BIM definen activamente la creación, gestión, compartición y uso de datos BIM a lo largo del proyecto. Es crucial especificar la creación de modelos, normas, responsabilidades de las partes interesadas, procesos de control de calidad, etc.

  • Personalización de los Protocolos para Satisfacer las Necesidades del Proyecto: Es importante personalizar los protocolos para cumplir con las necesidades específicas del proyecto. Cada proyecto BIM es único, y los protocolos deben adaptarse según el tamaño, la complejidad, los objetivos y los requisitos del proyecto. Por ejemplo, un proyecto de construcción de un rascacielos tendrá necesidades diferentes a las de un proyecto de renovación de una casa.

  • Colaboración y Comunicación : Los protocolos también deben hacer hincapié en la colaboración y la comunicación. Deben definir cómo se intercambiarán los datos entre las partes interesadas, cómo se resolverán los conflictos y cómo se gestionarán las actualizaciones para mantener la coherencia de los modelos a lo largo del proyecto.


La selección de normas BIM adecuadas y la elaboración de protocolos personalizados permiten una gestión eficaz de la información, coordinación entre equipos y garantía de calidad de los datos en un proyecto BIM. Estos elementos son esenciales para maximizar los beneficios del BIM y garantizar el éxito del proyecto, evitando posibles problemas relacionados con la interoperabilidad de los datos y la coherencia de los modelos.


Estructuración de la Convención BIM

Organización del Documento

Una Convención BIM debe seguir una estructura lógica y clara para facilitar la navegación y encontrar la información necesaria. Una estructura básica podría incluir las siguientes secciones:

  • Portada y página de título.

  • Índice.

  • Introducción.

  • Identificación de los actores.

  • Objetivos y criterios de éxito.

  • Normas y protocolos.

  • Especificaciones de datos BIM.

  • Gestión de derechos.

  • Gestión de cambios.

  • Formación y sensibilización.

  • Anexos (si es necesario).

El índice es crucial para guiar a los usuarios a través del documento. Debe ser claro, detallado y reflejar la estructura del documento. Cada sección debe numerarse y titularse de manera coherente para facilitar la navegación.


Navegación Fácil

Una Convención BIM bien organizada es esencial para facilitar la búsqueda de información. Las partes interesadas necesitarán acceder rápidamente a secciones específicas para resolver problemas, tomar decisiones o aclarar responsabilidades. Una estructura coherente y una presentación clara hacen esto posible.

Para una navegación aún más fácil, se recomienda el uso de marcadores internos en el documento PDF. También se pueden agregar enlaces a secciones específicas y un índice detallado al final de la convención. Esto permite a los usuarios saltar directamente a la información relevante.


Las secciones de la convención deben seguir una organización lógica. Por ejemplo, la información sobre normas y protocolos debería estar cerca de los detalles sobre la especificación de datos BIM, ya que estos elementos están estrechamente relacionados. Una organización lógica permite a los usuarios comprender cómo se articulan las diferentes partes de la convención. Una convención bien diseñada contribuye a una implementación más fluida del BIM en el proyecto, garantizando coherencia y cumplimiento a lo largo del ciclo de vida del proyecto.


Para concluir…

En resumen, entender los fundamentos de la Convención BIM es esencial para garantizar el éxito de un proyecto de construcción basado en esta metodología.

La Convención BIM sirve como un marco crucial para la gestión de la información, la coordinación de equipos, la calidad de los datos y la comunicación entre las partes interesadas. Siguiendo los principios y bases establecidos en este artículo, estarás mejor preparado para elaborar una Convención BIM completa y eficaz para tu proyecto.


 

ACERCA DEL AUTOR.

BIM&CO News

TRANSCRIPCIÓN: Areli Álvarez Lean Construction México®

550 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page