top of page

LA GESTIÓN VISUAL EN LAS LINEAS DE PRODUCCIÓN.


Un método interesante de mencionar a la hora de buscar cómo poder mejorar la producción dentro de una empresa es la gestión visual, una herramienta Lean que ayuda con la estandarización de procesos a través de distintos medios de comunicación atractivos a la vista y simples de entender.

Es una manera efectiva de simplificar la comunicación. Gracias a esta técnica, podemos separar y recalcar con facilidad la información más importante. Ello no implica que lo demás quede en el olvido, sino que, mediante la señalización especial y más destacada de ciertas tareas, logramos crear un impacto más directo de estas, por ser más relevantes e imprescindibles.

Es la mejor manera de poder homologar actividades y mantener al tanto a todos los involucrados de los avances, así como de las actualizaciones que existan. La clave está en saber comunicar la información en pocas palabras y hacer anuncios llamativos y fáciles de entender.

Actualmente, recibimos mucha información de manera visual, no solo porque es más rápida de comunicar, sino también porque crea un impacto directo en las personas. Ésta es la particularidad de la gestión visual: comunicar información de manera fácil y clara.

Cuando se agrega un complemento de gestión visual, con imágenes claras e indicaciones precisas se evita repetir trabajos, desperdicios, además se acelera el proceso de aprendizaje y los tiempos de operación. Esto evita tener que revisar los manuales.

Un ejemplo claro de cómo te ayuda esta técnica puede ser el de la incorporación de un nuevo operario a una línea de montaje. Los veteranos del equipo sabrán perfectamente las tareas y responsabilidades de su puesto o las especificaciones y modo de empleo de la maquinaria, no así el recién incorporado. Un gráfico claro con las principales instrucciones relativas a cómo actuar ahorrará tiempo a la hora de comunicar.


¿Cómo se aplica la gestión visual en una línea de producción?

Esta aplicación es tan útil como sencilla. De hecho, vemos varios ejemplos en el día a día. Uno muy evidente es el de las señales de tráfico. Basándonos en su forma o su color, sabemos a qué tipo de peligro, obstáculo o limitación nos acercamos, y actuamos en consecuencia.

La gestión visual está enfocada a guiar a las personas a una toma de decisiones correcta, Sin embargo, hay situaciones específicas que este tipo de comunicación visual es vital para evitar errores en los procesos operativos.

Los principales objetivos de la gestión visual en las líneas de producción son:

  • Otorgar información clara.

  • Capacidad para reaccionar de forma rápida ante los problemas.

  • Estandarizar métodos de trabajo.

  • Medir avances y mejoras de la operación.

  • Garantizar que se cumplan las políticas de procesos.

  • Informar los datos más relevantes de cada proceso.

  • Mantener actualizado a todo el personal de las nuevas metodologías y estrategias.

  • Homologar las prioridades del proceso operativo

  • Detectar desviaciones de los procesos

  • Brindar información de utilidad mediante tablas y gráficos comparativos

  • Incrementar y mejorar la comunicación entre distintas áreas

  • Análisis de resultados.

  • Consejos de seguridad.

  • Monitoreo al control de calidad.

  • Seguimiento de resultados en la producción.

¿Qué información se debe colocar en la gestión visual?

  • Advertencias y consejos de seguridad.

  • Resultados periódicos (diarios, semanales, mensuales).

  • Objetivos claros y estandarizados en cada área.

  • Acciones de prevención y corrección.

  • Advertencias.

  • Comparativas de productividad y calidad.

  • Señales de ubicaciones.

  • Indicadores de resultados.

Estos son los elementos que más se utilizan en las empresas al aplicar la gestión visual. De esta manera, los empleados de planta, y otras secciones, tendrán la información necesaria para saber cuál es su faena, dónde están los recursos que necesita, cómo se están logrando los objetivos, dónde debe tener más precaución, por dónde se debe mover, entre otros aspectos.

Las herramientas para una buena gestión visual.


Letreros en los pasillos: Indicando la ubicación, los peligros y otros factores que se encuentren en ese pasillo.

Líneas en el suelo: Indicando por dónde se deben mover las personas y por dónde se mueven las máquinas.

Indicadores de logros: Donde se muestren los objetivos que se van consiguiendo, incentivando a todos los trabajadores a seguir logrando más metas.

Monitorizar la producción: En este caso se mide la productividad, hora por hora, cada día, para encontrar cuellos de botella y se implantar medidas para optimizarlos.

Control de operaciones: Donde se monitorea el flujo de operaciones, tiempos de operación y roles del personal. Esto permite detectar cuellos de botella, para darle solución y seguir avanzando en la mejora continua.

Indicaciones de seguridad: Las señales para indicar dónde hay peligros, salidas de emergencia, zonas de con el paso prohibido, etc. Estas señales visuales evitarán accidentes y, en caso de que suceda algún accidente, se indica cómo actuar.

Indicador de inventario: En este indicador se muestra cuánto inventario hay de cada artículo, de esta manera te aseguras no quedarte sin stock, y tampoco necesitas sobre stock.

Consejos de orden y limpieza: Para mantener las áreas de trabajo ordenadas y limpias, los carteles que indican como debe encontrarse el lugar son clave. Por ejemplo, para el orden se pueden utilizar etiquetas en el lugar de cada herramienta, así el martillo siempre se encontrará en el mismo lugar.

Indicadores de despilfarro: Cualquier empresa debería disminuir al máximo sus despilfarros y pérdidas. Para modificar algo, lo primero es medirlo, y los indicadores de despilfarro te brindarán la información de las pérdidas actuales para poder minimizarlas.

Beneficios de la gestión visual.

Las ventajas de implementar la gestión visual en la estandarización de procesos son muchas y lo puedes comprobar en diferentes partes de la empresa. Podemos usar tablas de control de calidad, con las que podemos monitorizar diversas áreas.

La más importante es la relativa al control de operaciones. Mediante un registro de roles y tiempos de operación, puedes revisar la productividad y realizar comparativas de la misma con la de periodos pasados. En esta destacaremos en diferentes colores los resultados (verde para los progresos, rojo cuando no se obtengan los números deseados) para la posterior elaboración de gráficos y diagramas.

Los diseños visuales de información también son muy útiles para reducir errores de producción o posibles accidentes en el puesto de trabajo. En estos casos se utilizan frecuentemente dibujos y gráficos fácilmente interpretables, que debes situar en las zonas más adecuadas y ser bien visibles.

...


 

AUTOR. Darvin Morillo. Lean inn

TRANSCRIPCIÓN: Areli Álvarez Lean Construction México®


120 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page