top of page

Lean integra y optimiza todas las etapas de los proyectos EPC

Ingeniería, adquisiciones y construcción


Lean en la etapa de construcción ya ha ido ampliando su aplicación, siendo utilizado, en mayor o menor medida, por varias empresas de construcción pesada con resultados comprobados. Sin embargo, pocos han descubierto los enormes beneficios que también se pueden obtener de la aplicación integrada de Lean en ingeniería, compras y logística.

Los grandes proyectos de construcción requieren grandes inversiones, involucran a varios actores, tienen un largo plazo de ejecución y requieren de una gran cantidad de proveedores y un gran equipo técnico especializado. En este escenario, el modelo de contratación tradicional DBB (Design-Bid – Build), al segmentar estas etapas, genera varios problemas, bien conocidos en el sector, entre ellos potenciales desconexiones y conflictos de responsabilidades entre ingeniería y ejecución.


La definición de un interlocutor único para todo el proyecto y la búsqueda de una mayor sinergia y optimización entre ingeniería, compras y construcción, ha motivado a los contratistas a utilizar cada vez más el modelo de contrato EPC ( Ingeniería – Adquisiciones – Construcción).


La empresa que realiza un proyecto EPC (conocida como EPCista) tiene la gran oportunidad de integrar estos pasos, eliminando desperdicios, optimizando procesos, fomentando y brindando momentos de colaboración. De esta manera, podrá reducir plazos y costes, maximizar la calidad y entregar valor al cliente, y al mismo tiempo aumentar su competitividad y resultados.


Las enormes presiones competitivas hacen que sea prácticamente obligatorio aplicar lean, de forma integrada, en los proyectos EPC. Los contratistas y EPCistas que no dan este paso desperdician enormes oportunidades para maximizar sus objetivos y resultados. Veamos algunos ejemplos de formas muy efectivas de aplicar Lean en cada etapa.


Lean en ingeniería

Los grandes proyectos requieren soluciones técnicas complejas, y el desarrollo de estas soluciones requiere la interacción de equipos multidisciplinarios. La aplicación del lean en ingeniería potencia la innovación, a través de sesiones colaborativas de desarrollo de proyectos, conocidas como CDS (Collaborative Design Sessions).


Estas sesiones permiten que las diversas disciplinas de ingeniería, adquisiciones, proveedores clave, ejecutores y contratistas interactúen y se unan y aporten sus conocimientos específicos para desarrollar soluciones técnicas adecuadas al contexto específico del proyecto. Y con ello alinean objetivos y maximizan la constructibilidad.


La colaboración se puede mejorar enormemente con el uso de BIM (Modelado de información de construcción), que facilita enormemente la simulación y discusión de alternativas, y se utiliza cada vez con más frecuencia en grandes proyectos.


Al desarrollar un proyecto, se pueden aplicar otros conceptos lean, como ingeniería simultánea, ingeniería de valor y costo objetivo, con el objetivo de simplificar y generar soluciones creativas para mejorar la calidad y la sostenibilidad, así como minimizar los costos de inversión y operación, de manera de maximizar. el valor entregado al cliente.


La propia gestión de ingeniería cambia, utilizando el concepto lean de planificación pull, en el que participan todas las partes. Durante estas interacciones se identifican las demandas de cada área e interferencias, buscando de manera integrada maximizar el resultado final del proyecto, atendiendo los potenciales conflictos entre las partes. Por ejemplo, ingeniería que define especificaciones avanzadas para la compra de artículos con plazos de entrega prolongados y disciplinas que publican pasos de diseño detallados, impulsados ​​por la secuencia de fabricación y ensamblaje.

Además, esta colaboración se puede estimular con el uso de otro concepto lean: IPD – Entrega integrada de proyectos a través del cual los contratistas crean mecanismos. para compartir riesgos y beneficios derivados de las mejoras generadas por el equipo de diseño y construcción.

Esbeltez en el suministro

En el sector de la construcción de grandes proyectos, es común escuchar que el sector suministrador puede decidir el resultado de la obra. Esto se debe a la importancia de los procesos de compra vinculados a la logística de entrega de materiales y equipos, muchos de los cuales son importados. A estos procesos se suman la contratación de servicios y mano de obra especializados.


Con lean, en un sistema macro pull aplicado a la empresa, se busca anticipar las demandas en función de las necesidades del ritmo de trabajo. Esto permite al sector proveedor realizar procesos de selección de proveedores de manera efectiva y concluir con buenas negociaciones de precios, permitiendo además tomar medidas en tiempo y forma en artículos con tiempos de entrega largos, para que no comprometan el montaje en obra.


En los procesos de compras y logística se mejora la comunicación y colaboración entre sectores en las llamadas rutinas de eliminación de restricciones. En estas rutinas, basadas en sesiones semanales de colaboración entre ingeniería, compras, producción y planificación de la construcción, se identifican de antemano actividades que pueden interrumpir el inicio de cualquier actividad en campo, generando acciones rápidas de ajuste cuando sea necesario.


La logística de entrega de materiales y equipos, cuando no está bien planificada y ejecutada, genera grandes problemas para la obra. Esta falla genera desperdicios relacionados con la provisión de espacio de almacenamiento, la necesidad de mover materiales y equipos, la asignación de mano de obra para el movimiento y transporte, la pérdida de materiales dañados durante los movimientos, entre otros.


El concepto justo a tiempo, típico de lean, tiene como objetivo hacer que el material o equipo adecuado esté disponible en el momento adecuado en el manera correcta. Este concepto hace uso de una planificación detallada y precisa que estudia las necesidades de la obra, evalúa las características de los materiales y equipos, analiza y optimiza las interferencias durante el transporte y desplazamientos hasta el punto de destino final. Aplica intensamente los principios, con gestión visual y minimización de movimientos innecesarios en obra.


 

Lean en la construcción

Esta es la etapa en la que ya se ha aplicado más lean, pero en muchos casos sólo de forma parcial, sin aprovechar todo el potencial del concepto.

Durante la fase de construcción, la aplicación de los principios Lean continúa con la planificación llevada a la ejecución. Por ejemplo, extrayendo la ejecución de las etapas de la obra de la secuencia de entrega y montaje del equipo principal.

Luego de definir la secuencia de ejecución de la construcción, se deben dirigir los esfuerzos a crear un flujo de producción continuo. Al adoptar la planificación takt, es posible equilibrar las actividades durante la ejecución de cada etapa de construcción, minimizando los recursos necesarios.


La ejecución de esta planificación rítmica va acompañada de rutinas de gestión lean semanales y diarias. Uno de los pilares del lean reside en las personas y la comunicación entre ellas, por eso se utiliza de forma intensiva la gestión visual y las interacciones frecuentes. Estas prácticas buscan dejar claros los estándares y metas, exponer las desviaciones que ocurren y fomentar una rápida reacción y corrección en la base, manteniendo la ejecución más ajustada al plan.


Muchas empresas conocen y aplican únicamente herramientas de planificación y control lean, que son fundamentales y aportan enormes resultados en el aumento de la productividad y la reducción de plazos, pero también es importante aplicar conceptos lean en la microoptimización, que se refiere a cómo se realiza el trabajo. En este sentido, las herramientas para eliminar desperdicios y establecer un trabajo estandarizado son fundamentales y deben aplicarse con la participación y aporte de los equipos de campo. A través de estas prácticas se estudian y planifican diversas acciones encaminadas a hacer el trabajo más seguro, más productivo y de mejor calidad.


Lean en la gestión general del proyecto

Más que aplicarse en cada etapa, lean dará más resultados si se aplica como filosofía de gestión durante todo el proyecto. La adopción de principios lean desde la concepción del proyecto es decisiva para crear una cultura de transparencia y colaboración, que genera un mayor compromiso de las partes involucradas. Esta Cultura Lean, además de mejorar la comunicación entre el cliente y las áreas de ingeniería, suministro y construcción, busca acercar a subcontratistas clave para interactuar y mejorar procesos.


El concepto de Obeya significa gran sala y es similar a iniciativas conocidas como: “War Room”, “torre de control” y otra. Esta rutina lean consiste en la combinación de una amplia gestión visual, dinámicas de reuniones colaborativas y un enfoque en la resolución de problemas y anticipación de escenarios, con objetivos claros, bien definidos y acordados. Obeya y otras rutinas de gestión eficiente promueven una mayor transparencia y cooperación entre los involucrados y pueden usarse en cada etapa, así como en la gestión general de la empresa.


La adopción de principios Lean también puede ocurrir en oficinas y sectores administrativos que apoyan proyectos de construcción, y se denomina Lean Office. Su implementación se ha combinado con rutinas ágiles (que tienen su origen en lean) y la aplicación de tecnologías, en lo que llamamos transformación digital lean. Se puede aplicar para optimizar todas las actividades de la oficina corporativa que soportan el proyecto, así como los flujos de información entre especialidades y etapas. También se puede aplicar lean office para optimizar los procesos administrativos en obra, reduciendo los costes indirectos, que generalmente son bastante significativos en grandes proyectos.

Las empresas de construcción pesada generalmente cuentan con sistemas de gestión sofisticados, pero a menudo son engorrosos e ineficientes, lo que crea dificultades ante las crecientes demandas del mercado. Pierden una gran oportunidad de modernizar y racionalizar sus prácticas si no exploran el enorme potencial de la aplicación intensiva de lean en proyectos EPC. Esto puede ser más fácil de lo que piensas si se utiliza el principio lean de pequeños ciclos de aprendizaje.


 

ACERCA DEL AUTOR.



Flávio Augusto Picchi

Asesor senior de Lean Institute Brasil

TRANSCRIPCIÓN: Areli Álvarez Lean Construction México®

160 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page