¿QUÉ ES Y CÓMO APLICAR LA CONSTRUCCIÓN SIN PÉRDIDAS (LEAN CONSTRUCTION)?



Actualmente, todas las empresas manufactureras que poseen líneas de producción buscan mejorar sus niveles de eficiencia y competitividad mediante procesos enfocados principalmente en reducir las pérdidas, elevar el desempeño del trabajo y mejorar los sistemas de planificación. En nuestra industria también es aplicable de igual manera esta búsqueda constante de mejora, la industria de la construcción es una parte importante del aparato económico de un país, por tanto, la verificación de los nuevos sistemas de gestión que se implementan en las principales industrias constructoras del mundo y en donde se obtienen excelentes resultados, merece especial atención.


Al hablar de la filosofía Lean Construction (o Construcción sin pérdidas), estamos hablando de un enfoque para la gestión de proyectos de construcción. Este nuevo enfoque en la gestión de proyectos de construcción introducido por el profesor Lauri Koskela en el año 1992 basándose en el modelo empleado por la industria automovilística en los 80, la “producción Lean”, en la cual se detecta 8 tipos de desperdicio en un proceso industrial:


  • Talento no utilizado: No utilizar la experiencia, conocimiento y creatividad del personal

  • Exceso de producción: Más trabajo o calidad más alta de la que el cliente requiere. Producción de más o antes de que se necesite. Hacer más de lo necesario.

  • Inventarios excesivos: Exceso de materia prima, productos y procesos no en uso. Más producto en stock de lo que se necesita.

  • Transporte innecesario: Movimiento innecesario de productos y materia prima. Trasladar el producto más de lo necesario.

  • Demoras: Tiempo perdido mientras se espera por el próximo paso del proceso. El momento en el que no podemos agregar el valor a un producto por causa de un retraso en la línea de producción.

  • Movimiento no útil de personas: Movimientos innecesarios realizados por el personal. Cualquier movimiento extra de una secuencia de trabajo por parte del operador al momento de estar en la línea de producción.

  • Excesos de procesado: Hacer más cosas al producto de las que el cliente pidió.

  • Defectos: Información, productos o servicios incorrectos o incompletos. Cualquier cosa que no sea correctamente hecha a la primera y que requiera retrabajo.


Koskela propone que la construcción es un sistema de producción que se funda en proyectos con gran incertidumbre en la planificación y una mala concepción de la producción, que es vista como un modelo de transformación solamente. Las bases teóricas de LC propuestas por Koskela pretenden ver la producción en la construcción como un proceso de transformación, de flujo y generador de valor, en consecuencia, el objetivo de Lean Construction es crear buenos sistemas de producción que permitan optimizar, reducir o eliminar los flujos para mejorar los tiempos de entrega. En este sentido, LC es un nuevo pensamiento en gestión de proyectos de construcción que desafía a la Guía de los Fundamentos para la Dirección de Proyectos (Guía del PMBOK®) del Project Management Institute, cuya principal falla en la base teórica radica en que se fundamenta en dos teorías, la de los proyectos que plantea la construcción como una teoría de transformación, y la teoría de gestión igual a planeación, donde el enfoque del PMI centra toda la atención en la planificación, poco en el control y casi nada en la ejecución. En cuanto a los métodos de Ruta Crítica para la planificación el CPM no es muy útil porque controla la variabilidad después de que se han presentado las desviaciones. Una de las maneras más efectivas para aumentar la eficiencia en la construcción es mejorando el proceso de planificación y control. En la filosofía Lean Construction la planificación y el control son procesos complementarios y dinámicos, en donde la planificación define los criterios y crea las estrategias necesarias para alcanzar los objetivos del proyecto y el control se asegura de que cada evento se producirá después de la secuencia prevista.


Para controlar la variabilidad en la planificación la filosofía Lean Construction propone el Sistema del Último Planificador o Last Planner System (LPS), una de las herramientas más útiles en la aplicación de Lean Construction.



De ahí que Lean Construction no deba ser concebido como un modelo o sistema en el cual solo se siguen unos pasos, sino que debe verse como un pensamiento dirigido a la creación de herramientas que generen valor a las actividades, fases y etapas de los proyectos de construcción; entendiendo el valor como la eliminación de todo aquello que produzca perdidas en la ejecución de las mismas, tales como: Defectos, demoras, excesos de procesado, exceso de producción, sobre inventarios, transporte innecesario y movimiento no útil de personal. Este valor se traduce como la eliminación de todo aquello que produzca pérdidas, rezagos y mermas en la ejecución de estas. Estas categorías de desperdicios que en la gestión tradicional de la construcción no se tienen en cuenta por que el concepto de producción tradicional es erróneo al considerarla como un proceso de solo transformación en donde entran materiales y se obtienen unidades productivas, olvidando optimizarlos flujos que esos materiales tienen que seguir para lograr obtener el producto.


En la fase de construcción por ejemplo, la reducción de los tiempos de ejecución en las actividades de obra, el control del desperdicio de los materiales y la prevención de accidentes laborales son objetivos que si se logran cumplir agregaran valor a tal fase.

En la tesis doctoral del Dr. Flavio Picchi (1993) plantea que en una obra de edificación normal el porcentaje de pérdidas por torre ejecutada es del 30%. La Tabla a continuación evidencia el estimado de desperdicios en obra mediante el modelo de transformación.



De esta manera la propuesta del concepto de producción de la filosofía Lean Construction es verla como una transformación de materiales, un flujo de recursos y una generación de valor, por ejemplo, en el levantamiento una simple pared de bloques o ladrillos pegados con mortero, con Lean Construction se transforman en metros cuadrados de pared el flujo es la puesta de los recursos y materiales para elaborar esta pared y el valor es la cantidad de metros cuadrados de pared que se logran en un determinado tiempo.


El objetivo de Lean Construction es optimizar estas transformaciones minimizando o eliminando los flujos que los materiales deben seguir hasta el lugar de realización de la obra para así obtener más valor en los productos finales y una consecuente reducción en los tiempos de ejecución. El error que se comete en el método tradicional en la construcción es centrarse en las actividades de conversión y no tener en cuenta el flujo de los recursos para lograr la generación de más valor en los productos obtenidos; la construcción es, en este escenario, tan solo un modelo de transformación (ver Figura N° 01), a diferencia del modelo propuesto por Lean Construction Transformación-Flujo-Valor o TFV (ver Figura N° 02).



Pero más allá de ser una simple propuesta, la metodología de esta filosofía, implica que todo el equipo de construcción se comprometa e involucre a un procedimiento sistemático que permita identificar las actividades que agregan y las que no agregan valor. Su aplicación debe pasar por las etapas de valoración de la situación actual, compromiso de los dirigentes e intervención del proyecto con la filosofía Lean.



La valoración actual busca identificar necesidades de la empresa constructora, escogiendo un área de trabajo para la intervención de Lean Construction. Pudiendo utilizar el análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) que permitirá elegir el área de trabajo donde implementar la metodología Lean. De esta manera elegida el área de trabajo, los resultados obtenidos pueden ser comunicados a toda la empresa y servir de motivación en el camino de los cambios y las mejoras exitosas.


De acuerdo a todo lo anterior, podemos deducir las fases de un proyecto Lean se definen de la siguiente manera:


Fase de definición del proyecto en equipo

  • Fase de diseño Lean de acuerdo a los requisitos y alternativas

  • Fase de suministros de materiales Lean

  • Fase de construcción y/o montaje

  • Fase de uso y mantenimiento

Para concluir, podemos decir que la industria de la construcción es siempre un mercado activo en cualquier parte del mundo, ya sea se encuentre en un periodo económico en recesión o en auge, esta industria siempre estará activa. Lean Construction es una metodología orientada como dije a la eliminación de desperdicios, que abarca desde la etapa de planificación hasta la ejecución y para ello existen muchas herramientas para llevarlo a cabo. El involucramiento de todos los actores como proveedores, contratistas, gerencia, trabajadores, supervisores, etc. es de suma importancia para generar una sinergia colaborativa.


Lean Construction es una visión sistemática, busca alinear el trabajo de todas las partes y procesos involucrados en un proyecto de construcción hacia un objetivo común, que se concluya el proyecto con la menor cantidad de pérdidas posibles y con una alta generación de valor hacia el cliente.


Fuentes:

Filosofía Lean Construction para la gestión de proyectos de construcción: una revisión actual”. Hernán Porras Díaz, PhD, MSc; Omar Giovanny Sánchez Rivera; José Alberto Galvis Guerra.

“Last Planner System, Mestre. S.

“Productividad en la construcción de un condominio aplicando conceptos de la filosofía Lean Construction”; Buleje, K.E,

31 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
LOGO LCM BLANCO PNG_Mesa de trabajo 1.pn

Blvd. Campestre  2150 Col. Lomas del Campestre

C.P. 37250

León Guanajuato México

T: +52 5541708460

E: lcm@leanconstructionmexico.com.mx

CERTIFICACIONES ACADÉMICAS

SOFTWARE

SUSCRIBETE

Únete a la comunidad a Lean Construction México® y recibe artículos de interes, propuestas de capacitación, invitaciones especiales y más.

Derechos Reservados 2020 · Lean Construction México Consulting Group S.C.

Whatsapp Icon.png